Nuestro mensaje de fin de año

Haga clic aquí y vea el video en el canal de FEPAL en YouTube

El año 2020 que está culminando nos enfrentó a enormes desafíos; la pandemia por COVID 19 nos puso de cara ante ciertas formas conocidas de la muerte y otras inimaginables. Los gestos cotidianos, actos como abrazar, besar, sentarnos uno junto a otro, se fueron convirtiendo en un riesgo para la vida, cuidar a nuestros veteranos pasó de ser del cálido encuentro, un controlado, prudente y doloroso distanciamiento protector. Los niños han atravesado experiencias de perturbación por las tareas escolares a través del teletrabajo en el hogar, fomentando más que autonomía la dependencia, alejados de su grupo. Sobre los jóvenes han recaído vivencias de peligrosidad ante el aislamiento dada la necesaria, la indispensable vinculación y pertenencia grupal.

Los psicoanalistas pudimos continuar trabajando, pasando del ambiente contenedor de los consultorios, al comedor, el estudio, a diferentes habitaciones de nuestras casas, lo mismo que las de nuestros analizantes.  Comenzamos a encontrarnos “virtualmente”, teniendo que convertir el ciberespacio en campo simbólico librado a diversas vicisitudes, sumado a la angustia ante lo incierto que la situación generó. Los encuadres quedaron «patas para arriba» como el diván mismo, debiendo ser reconfigurados caso a caso.

No todo trabajador, ni profesional pudo seguir trabajando desde la protección de las celdillas blandas de las piezas del hogar, hay quienes tienen que salir día a día a ganarse el jornal, y muchos han perdido las fuentes de ingresos. La pandemia ha vuelto a poner sobre la mesa las exacerbadas, injustas e inhumanas diferencias sociales estructurales, que convocan y reciben, por cierto, la solidaridad de diferentes movimientos, entre los cuales se encuentra el psicoanalítico.

Estos son tiempos que nos han enfrentado a profundas dicotomías, colocándonos ante grietas paradojales, difícilmente salvables. El aislamiento social, invocó nuevas formas de comunicación que permitió que estemos más cerca los psicoanalistas de FEPAL: nunca nuestras asociaciones habían tenido tantas noticias unas de las otras, nunca antes habíamos encontrado tantos colegas que rápidamente se convirtieran en amigos y que “viajaran” a contarnos sus ideas. El confinamiento nos impuso quietud y permanencia en nuestras casas, más nunca nos habíamos movido tanto y con tanta intensidad, conectándonos cada día para encontrarnos y producir en las redes. El último congreso atravesó las fronteras de los fines de semana de todo un mes, mesas, paneles, jornadas, hasta elecciones se han llevado a cabo, en fin, encuentros de todo tipo, y toda suerte de actividades que permitieron mitigar un tanto, la profunda angustia que toda la experiencia mundial de la COVID-19 puso ante nosotros.

Nos cabe asumir estas paradojas más que intentar resolverlas, hemos asumido los desafíos planteados, paliándolos con mayor o menor acierto.

Hoy estamos despidiendo este difícil año, convencidos del valor de los vínculos ante el desamparo y la fragilidad de lo humano, así como de su grandeza, lo paradójico de que el rigor de la existencia nos haya convocado con intensidad y decirles que aquí estamos, deseándoles las mejores Fiestas que la actual situación permita, sintiéndonos implicados a continuar mancomunados. 

Sociedad Iberoaméricana de Salud Mental en Internet

Código de Ética de SISMI

Federación Psicoanalítica de América Latina.
Está en conformidad con el Código de Ética de SISMI
Nº de Acreditación: 54079 | Fecha de Acreditación: 2 de Septiembre de 2011

SEDE PERMANENTE

LUIS B. CAVIA 2640 APTO. 603
MONTEVIDEO 11300, URUGUAY
INFO@FEPAL.ORG
TEL. / FAX: (598 2) 707 5026
WhatsApp: +598 92 19 19 99

Más artículos
Ciclo “FEPAL Atendiendo la Emergencia”
X