La Peste

Detalle de «Transfiguration», de Sócrates Magno Torres

Este artículo fue publicado originalmente en la columna «Notas para un mundo transtornado», en el sitio web de Calibán. Clic aquí para acceder.

por Raya Angel Zonana.

Preparabamos la edición de Calibán, RLP, para el Congreso de Setiembre de 2020 de Fepal, Fronteras, cuando repentinamente fuimos golpeados por la Peste.

Un ser minúsculo, más que el mínimo, nos impone un mundo nuevo y cuestiona nuestras fronteras – algunas construidas a duras penas – , necesarias para transitar por la vida.

Sin fronteras!”– es lo que nos dice este virus que atraviesa países y circula entre las personas sin pudor y en todas las direcciones, pero, sin embargo, impone grandes límites entre cada uno de nosotros. Todos somos agentes y sujetos de un posible contagio.

En 1947, en la difícil post guerra europea, Albert Camus publica La peste. En una ciudad imaginaria, Orán, construida de espaldas al mar, él propone que “una manera de familiarizarse con una ciudad es averiguar cómo se trabaja allí, cómo se ama y cómo se muere”.

En 2020, en un mundo construido de espaldas a todo lo que el mar puede representar de recursos naturales y vitales, percibimos con mayor nitidez cómo amamos, cómo trabajamos y cómo morimos.

Vivimos en este instante de la humanidad algo inusitado, inesperado e imaginado sólo como una ciencia ficción aterradora. Difícil despertar, y al abrir los ojos darse cuenta de que, más de una vez, la realidad va más allá de la ficción. ¡Mucho más allá de nuestra imaginación, todo lo que estamos viviendo es “de verdad”!

Amar, trabajar y morir son también los paradigmas que aprendemos, los psicoanalistas que somos, en las lecturas de los textos de Freud, como formas de observar lo humano, tomados por las pulsiones de Eros y Thanatos, entre el principio del placer y el principio de la realidad, en busca de crear un civilización que nos permite avanzar por la vida en comunidad, incluso a expensas de un intenso “malestar”.

Más que nunca, entendemos ahora lo que es realmente una civilización y lo que es vivir en comunidad. Somos peligrosos el uno para el otro como transmisores del virus, pero cada uno de nosotros depende de la vida del otro.

¿Cómo amar, trabajar y morir en este Nuevo Mundo invadido por el coronavirus? ¿Continuaremos de espaldas al mar? ¿De espaldas a nuestro propio planeta? ¿De espaldas a este otro al mismo tiempo enemigo y posible salvador? ¿Tendremos la oportunidad de crear nuevos paradigmas? O, quién sabe son los paradigmas más antiguos que ahora tendremos que reveer y retomar.

Escucharnos unos a otros impregnados todo lo que estamos por la angustia y el miedo que nos afectan, es tal vez lo que, como un comienzo, podemos hacer. Leer lo que el otro piensa nos permite sentirnos un poco menos solos y vulnerables en nuestro real e inmenso desamparo.

Así, comenzamos a publicar textos de colegas y pensadores de cultura, como una forma de crear una cadena de escritura que nos pueda envolver y abrigar en estos días insomnes en los que la imaginación a veces camina hacia los galopes, otras se paraliza aterrorizada.

Vamos a contar poco a poco la historia de este momento, inpensable, Unheimlich, y vivir lo efímero en palabras que tal vez puedan perpetuar lo humano.

Raya Angel Zonana, Editora en jefe de Calibán, RLP.
Sociedade Brasileira de Psicanálise de Sáo Paulo.

Sociedad Iberoaméricana de Salud Mental en Internet

Código de Ética de SISMI

Federación Psicoanalítica de América Latina.
Está en conformidad con el Código de Ética de SISMI
Nº de Acreditación: 54079 | Fecha de Acreditación: 2 de Septiembre de 2011

SEDE PERMANENTE

LUIS B. CAVIA 2640 APTO. 603
MONTEVIDEO 11300, URUGUAY
INFO@FEPAL.ORG
TEL. / FAX: (598 2) 707 5026
WhatsApp: +598 92 19 19 99

Más artículos
Apertura del Cíclo Académico de la ASOCIACIÓN de PSICOANÁLISIS de ROSARIO
X