Entrevista con Maria do Carmo Palhares

por Tiago Mussi

Desde el origen del psicoanálisis, ciertas obras literarias inspiraron comentarios y reflexiones sobre la propia teoría y la clínica psicoanalítica.

Tenemos a Ricardo III de Shakespeare y a Algunos tipos de carácter dilucidados por el trabajo psicoanalítico (1916) de Freud, así como las “Siete lecciones sobre Hamlet” en El Seminario, vol. 6, de Lacan, por citar sólo algunos ejemplos célebres.

La idea para el título de la columna surgió a partir de la lectura de Ficciones (1944) de Jorge Luis Borges, libro en el que el escritor argentino propone una deconstrucción de la Literatura tal como la conocíamos hasta entonces. Donde él va a inventar reseñas de libros que nunca existieron, por ejemplo, asignando a Don Quijote a otro autor que no es Cervantes, en fin, una serie de artificios , que dan a la Literatura su dimensión de juego, pero sin perder también la de realidad, problematizando el Psicoanálisis.

Así, entre nuestros colegas psicoanalistas y los psicoanalistas en formación, nos gustaría compartir con ustedes sus reflexiones de lectura y cómo los textos de ficción los han inspirado en su trabajo, ya sea clínico o teórico.

Nuestra primera entrevistada es la psicoanalista María de Carmo Andrade Palhares, que es miembro asociado de la Sociedad Brasileña de Psicoanálisis de Río de Janeiro (SBPRJ), quién fue editora de la revista TRIEB de 2011 a 2018 e investigadora de los inicios de la vida psíquica. 

1 – ¿Cuál es la relación entre Literatura y Psicoanálisis?

En las manos de la Literatura proyectamos lo imposible, activando nuestra imaginación creadora responsable de una memoria que aún no se ha producido. La ficción responde a una pregunta y necesidad profunda que es no contentarse con la propia vida. Así devolvemos a la razón humana el deseo que sueña y la voluntad que transforma. En ese recorrido chocamos con el Psicoanálisis, pues anclamos esa función de lo irreal con las firmas del ser en movimiento con el espacio, en el desplazamiento en el tiempo, en la búsqueda de acercarse a nosotros mismos y a otros.

Como en un espejo, el Psicoanálisis refleja un modo de estar, de escuchar, de conversar, de pensar que testimonia la búsqueda de lo que es oníricamente posible sin ser posible, pero puede ser, expresado en las experiencias de los días y retomado en las experiencias de las noches. Cuando no hay respuestas para vivir, inventar una historia es crea un destino. En estos relatos, presentamos experiencias propias, tanto de la parte del analista, como de la parte del paciente, personifican y ponen a disposición la cara estética de uno mismo. La empresa psicoanalítica busca rescatar ese fenómeno estético que engendra la vida, posibilitando construir un estilo en la teoría y en la clínica.

El límite humano es superado por la fuerza de la imaginación, pero contenido y habitado por las palabras. Allí, frente al otro, en la sesión de análisis se amplían nuevas trayectorias como en los textos literarios. Así nos alejamos, esto porque, nos dejamos llevar por el ser que inventa, se interroga, se interpela, al encontrar del otro lado, en el diván, una escucha receptiva, configurándose como lugar de la reciprocidad humana.

Es en ese encuentro que se respira, se revive, se reanuda, buscando dimensiones estéticas que construyen el proceso de simbolización. Escribir ficción, escuchar y analizar enraízan el destino del hombre más allá del tiempo presente legitimando comienzos, orígenes, transgresiones, recorridos, el deseo por continuar, el reconocimiento de la finitud. 

2 – ¿Cómo influye la Literatura de  ficción en su trabajo como Psicoanalista?

El arte de un modo general influye e inspira mi trabajo. El arte y la cultura se pueden constituir en un encuentro con el objeto primario que ofrece vínculos y cuidados sin la amenaza y el riesgo de la presencia de un objeto invasor. A partir de ahí se constituye como posibilidad de elemento fundante de la creación de sí, favoreciendo el desarrollo de un self más vivo e intenso, pleno de las capas que nos permiten superar las barreras del tiempo y del real.

En la clínica esto permite ofertar al paciente un nuevo comienzo acercándolo a experiencias sensibles y creativas en donde uno mismo puede llegar a expresarse, genuinamente, a través de los sueños, los pensamientos, las ideas, los miedos y los vacíos, pero sobre todo, de las palabras que se encuentren dentro de sí  y por el mundo.

Con la literatura puedo vivir e integrar al lado del paciente, historias suyas,  viajes, así como  todo lo que nos rodea e involucra: su subjetividad, el mundo, la naturaleza, fragmentos internos, traumas y sufrimientos experimentados y silenciados. A través de la narrativa literaria puedo contar una historia, escuchar un relato de ficción, personificar relaciones dolorosas, angustias insoportables, mediado por personajes, por imágenes ficticias, concebidas como soporte protector para realidades que deben hacerse oír en el silencio de las experiencias concretas.

Al favorecer la interpenetración de la realidad con la ficción ampliamos procesos identificatorios,  en los que el paciente puede reconocerse a sí mismo, reencontrarse con su historia de forma menos defensiva y persecutoria. Lo que importa es la creación de una atmósfera de confiabilidad a partir de lo que se crea, momento a momento, en el análisis.

 3- ¿Qué obra o autor de Literatura le inspiró a ser creativo en su trabajo?

La poesía hace que me ausente del mundo físico, trascendiendo a lo inmediato para crear un mundo en el que me sienta en casa. A partir de ahí se abren innumerables posibilidades creativas y terapéuticas. En que perspectiva, Clarice Lispector me presenta misterio y libertad al decir: «De repente las cosas no deben tener sentido, basta ser”, así como un paciente añade: «Ser loco es fácil, lo difícil es ser yo”

Además, Machado de Assis, Marguerite Duras y Philip Roth, me contemplan, me emocionan, me animan. Necesito esos elementos para vivir la vida con gusto y acogerme al  azar tan verdaderamente como sea posible.

Tiago Mussi

tiagofrancoh@gmail.com

                     versão para o español de Lorena Polo

Sociedad Iberoaméricana de Salud Mental en Internet

Código de Ética de SISMI

Federación Psicoanalítica de América Latina.
Está en conformidad con el Código de Ética de SISMI
Nº de Acreditación: 54079 | Fecha de Acreditación: 2 de Septiembre de 2011

SEDE PERMANENTE

LUIS B. CAVIA 2640 APTO. 603
MONTEVIDEO 11300, URUGUAY
INFO@FEPAL.ORG
TEL. / FAX: (598 2) 707 5026
WhatsApp: +598 92 19 19 99

Más artículos
APCórdoba – Conversaciones de Instituto